sábado, 22 de noviembre de 2008

Romanticismo


Hay que hacerlo ya. Tenéis que soltar lo que estéis haciendo ahora y entregaros con urgencia al torbellino de Romanticismo (2001), de Manuel Longares.
Se trata de una novela recientísima que, no obstante, viene recibiendo el aplauso, desde que se publicó, de la crítica más escéptica. Y ahora yo me sumo a ellos.
Sinceramente, me sorprendería que esta novela se conociera, porque no ha sido ningún éxito de ventas, y su circulación por circuitos relativamente selectos ha pasado desapercibida para el gran público. No obstante, pese a ser tan reciente, como magnífica pieza digna de atención crítica y estudio que es, ya ha "merecido" su correspondiente edición en Letras Hispánicas (Cátedra). Sólo este pequeño dato ya debería espolear la curiosidad.
Ambientada en el Madrid más acomodado y burgués, el "cogollito" del barrio de Salamanca, Romanticismo constituye una minuciosa pintura, un detallado fresco (como dicen los cursis) de la vida de esta clase adinerada desde el 5 de octubre de 1975 (con el comienzo de la enfermedad que llevaría a Franco a la tumba por fin) hasta el 3 de marzo de 1996 (la fecha en que el Partido Popular ganó las elecciones generales). En esos escasos 21 años de vida democrática, un puñado de individuos tratan de vencer el estupor que les causa la pérdida de lo establecido y pasan, con mayor o menor desenvoltura, por los obstáculos que una vida renovada para la que no están preparados de antemano les va poniendo. La inseguridad, el avanzar a tientas por la vida, es lo que une a todos los personajes de la novela. Las diferencias entre las tres generaciones que pasan por la novela, desde los que son maduros o ancianos en 1975 hasta los que empiezan a trabajar en torno a los 90, deberán ser superadas aprendiendo sobre la marcha los mecanismos necesarios para ello.
El paso del tiempo, la pérdida involuntaria de lo dado por supuesto, la zozobra de los esquemas de una vida, el fantasma del rojo, el peso de los errores propios y ajenos del pasado, que se van arrastrando como si se caminara por el fango, y la importancia de la memoria son los temas fundamentales de la novela. A medida que pasa el tiempo narrativo, el autor va enhebrando habilísimamente otras visiones y otros argumentos, hasta componer un amplísimo marco social donde los miedos, frustraciones y el orgullo de muy distintas personas dramáticas se van superponiendo gracias a una narración brillante, metódica, detallista; pero con un tono que sabe ser comprensivo a veces, irónico casi siempre.
Realismo, parodia y escepticismo ante el cambio histórico se alían en una novela que podría ponerse junto a la mejor narrativa galdosiana sin un instante de duda.

Romanticismo está publicada en Alfaguara y en Cátedra

10 comentarios:

Didac Valmón dijo...

Me apunto esto, desde luego pero ¿qué haces leyendo esto con todo lo que tenemos por delante jajaja?
Palo detrás de las orejas, eh eh...
Me encantó ayer la obra, qué chula!

EGO dijo...

Que pinta tiene. Me has animado completamente. Me quedan unas 100 páginas del que me estoy leyendo ahora: La sombra del viento. Antes del dia 25 lo terminaré porque tengo que devolverlo a la biblioteca. Entonces buscaré este que dices. Ya te daré mi opinión
Besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Y se podría denominar, romanticismo hiper-realista?
Es genial!
Saludos

El Frikilósofo dijo...

a ver si te la birlo un día de éstos!

jm dijo...

Me la apunto a mi lista
Saludos

Arc dijo...

¿lo recomiendas para regalo estas navidades? Pues entonces habrá que comprarlo.
Un buen post.

AliciA dijo...

Didac: tienes razón, el remordimiento no me deja vivir!!!

Ego: te va a encantar, estoy segura. A ti y a todos! [Acaba ya con La sombra del viento, hombre! ;) ]

Antonio: jeje, muy bueno! No, no es una novela romántica, ni tiene que ver con el romanticismo. El título (a qué se llama "romanticismo" en la novela, es un sorpresa que descubren sus lectores...

Frikilósofo: date prisa, que la devuelvo a la biblioteca...

Jm: gracias, espero que te guste.

Arc: sí, sí, sí!! regálamela, porfaaaaaa!!
jaajajaja!!

Anónimo dijo...

El libro es excelente, como "Nuestra epopeya", otra de Longares. Mejor leerla tarde que nunca.

A.

Anónimo dijo...

¡Ah!, y en Punto de Lectura hay otra edicion de "Romanticismo", por si te interesa.
Un beso, Ali.

A.

Enrique Dávila dijo...

Alicia me encantaria que critiques una blogonovela que estoy escribiendo, recine van pocos capitulos y es facil de leer.

http://asesina-alexia.blogspot.com/

seria estupendo que por favor me des una opinion de la misma, cuando tengas tiempo o cuando tengas ganas.

muchisimas gracias.