miércoles, 4 de marzo de 2009

Interruptus


Que últimamente no cumplo muy a rajatabla mi propia imposición de escribir aquí con la frecuencia de una vez por semana no es ningún secreto. Vergüenza da la descuidada actualización de este blog en los últimos tiempos. La conexión a Internet, que ha venido siendo precaria (ahora parece que va bien, pero me da miedo decirlo en alto) y las seis asignaturas de Máster que tengo este cuatrimestre son las culpables. Respecto al Máster, he de decir que efectivamente estoy con la soga a la cuello, y apenas ha empezado marzo, no quiero ni pensar, no, qué será de mí en el temible mayo...

En fin, que por si mis muchas inquietudes fueran pocas, esta semana marcho para un congreso, el Congreso Internacional "Lectura y Culpa en la Europa del siglo XVI", que se celebra conmemorando el 450º aniversario de la publicación del Index Librorum Prohibitorum, una lista que ha estado renovándose hasta hace bien poco y que ha incluido obras desde el Lazarillo hasta Madame Bovary, Los Miserables, la Enciclopedia de Larousse, la Crítica de la razón pura, de Kant, el Libro de su vida de Santa Teresa de Jesús... Libros tan terribles para la Fe católica que no merecía la pena expurgar, sino que se eliminaban de las posibles lecturas directamente.

Naturalmente, los libros incluídos en el Índice se seguían leyendo a escondidas, en dudosas ediciones secretas, copias manuscritas o con falsas cubiertas... Ni que decir tiene que poseer uno de estos libros era mérito para los más severos castigos y, aunque la presión sobre las lecturas se fue relajando a medida que pasaba el tiempo (pasando de ser una prohibición a una recomendación), el panorama cultural europeo hubiera sido muy distinto si todas las obras hubieran circulado con libertad.


9 comentarios:

TitoCarlos dijo...

Esto forma parte de la cultura occidental europea y tenemos suerte de poderlo comentar con una sonrisa. En los últimos tiempos, recuerdo en esa etapa post-Franco y pre-democracia en que las lagunas legales eran bastante divertidas. Se publicaban y distribuían libros, después se prohibían, pero nadie tenía obligación de retirarlos de las librerías; que vinieran a buscarlos. Lo contaban en la sección cultural de los periódicos y sin correr ibas a la librería y lo comprabas tranquilamente. Es decir, funcionó como publicidad. ¿No pasaría lo mismo con el Index Librorum Prohibitorum?
Un abrazo y aprovecha para divertirte.

Didac Valmon dijo...

tienes al cuello la soga que yo tenía el semestre pasado...se siente!!
El índice, al que dedique yo también mi entrada (somos unos boquerones) fue un corte brutal...a ver qué nos cuentan!

R.H.A. dijo...

De vez en cuando me pregunto cómo llegarías a mi blog... :-)

He leído algunas entradas del tuyo y me ha gustado. Buen blog.

Saludos,
Rafael.

Arc dijo...

Ahora estarás terminado tu primera jornada del congreso,espero que cuando vuelvas me cuentes muchas anecdotas sobre libros prohibidos.

Critter Venudo dijo...

El problema que ha tenido el catolicismo a lo largo de su historia, es que se ha querido imponer. Las cosas cuando son obligadas se toman a desgana y con mala "baba" como diría mi amigo Blogger Don Melón de la Huerta. prefiero ser un hereje que un Escribá de Balaguer, por lo que te leo me da la sensación que tú también. Saludos.

Addax dijo...

Holas. Tienes un lindo blog y re linda manera de escribir.

Yo ando con el firme propósito de publicar seguido en mi blog. Por ahora, lo voy más o menos cumpliendo.

¡Saludos y buenísima suerte!

=)

OPIÜM dijo...

Hola muchas gracias por tu post.
Estoy deacuerdo contigo Umbral es muy mu bueno como escritor...otra cosa.. es como persona..pero bueno eso no nos interesa je.
Tiene unos pensamientos , ideas...
increibles la verdad.
ánimo con tu master que ya verás que bien te va...

Ego... dijo...

Aun con la soga, te pasas por aquí. Dice mucho de tí.
Besos
Volví.
:-)

Legados Ediciones dijo...

Querida blogger:

Somos una editorial casi desconocida que está empezando. Tenemos un proyecto convocado a través de nuestro blog (www.legadosediciones.blogspot.com) abierto a colaboraciones literarias de todo género. Te invitamos a participar en él. Nuestra intención es sacar un libro impreso con las colaboraciones como catálogo de presentación de muchos autores de internet. A los participantes se les regalará algunos ejemplares.

Por otro lado, necesitamos la mayor divulgación posible, ya que no disponemos de grandes posibilidades entre los medios de comunicación, por lo que internet y los blogs son vitales para la supervivencia de nuestro proyecto. Queremos ser una editorial de referencia para autores que empiezan y que no tengan que pagarse ellos la edición. Y para llegar al público y que compren nuestros libros, necesitamos difusión. Si puedes reseñar o mencionar alguno de nuestros libros o alguno de nuestros links, quedaremos agradecidos y abiertos a divulgar también tus trabajos.

Lo mismo ofrecemos a los lectores de tu blog.

Si este mensaje te ha parecido spam o publicidad no deseada, no es nuestra intención. Te pedimos disculpas, entenderemos que borres el comentario y no volveremos a molestarte. Pero ahora mismo es la única forma que tenemos de darnos a conocer.

Un cordial saludo,

Agustín Sánchez Antequera
Editor
www.legados.org
www.libreria.legados.org
www.legadosediciones.blogspot.com